C.A.B.A, martes, 22 de agosto de 2017 21:34:11

Labor Parlamentaria 2016-03-28 16:24:00 | Por Redacción LTP

REPUDIAN TORTURA A MILITANTE "GAY"

Legislador denunció abuso de autoridad de las fuerzas policiales en Miramar

Ante el violento ataque efectuado por policías de la Ciudad de Miramar, el lunes 14 de Marzo, en el que secuestraron y torturaron a Lautaro Blengio, activista LGTB de esa localidad, el legislador porteño del FIT, Patricio del Corro, presentó un proyecto de repudio en manos de las fuerzas policiales.

 

Lautaro Blengio es un militante LGTB de la ciudad de Miramar, tiene , de 17 años, fue interceptado mientras se dirigía desde el colegio a su domicilio y secuestrado a punta de pistola por agentes de la policía de esa ciudad en un vehículo no identificado.

 

Según pudo conocer LTP del informe, el militante fue llevado contra su voluntad al Vivero Dunícola Florentino Ameghino, en donde fue encapuchado y torturado brutalmente siendo quemado con cigarrilos, golpeado y cortado en los brazos con una navaja. Además, el joven denunció que le hicieron una cruz en el pecho "donde le iban a pegar un tiro" y que finalmente lo dejaron tirado ahí.

 

El pasado, lunes 14 de Marzo, Lautaro ya había sido amenazado y agredido por la policía en múltiples ocasiones, ocurriendo el antecedente directo la noche anterior cuando se encontraba con un grupo de amigos. Según pudo identificar, uno de los policías que participó del nuevo ataque también se encontraba presente la noche anterior.

 

Cabe destcar que desde el verano pasado, personal policial viene deteniendo al mencionado menor, en la vía pública, para solicitar documentación y averiguación de antecedentes, resultando siempre negativa. 

 

Lautaro fue uno de los organizadores de la primera marcha del orgullo LGBT que se realizó en la ciudad de Miramar, que tuvo lugar el pasado mes de febrero. Sus compañeros entienden éste como el motivo principal de este ataque.

 

Estos hechos son sumamente preocupantes, sobre todo si se observa el contexto reciente, en el que se produjeron numerosos ataques a militantes políticos y sociales, y en los que se vio marcadamente acrecentada la represión por parte de las fuerzas de seguridad, legitimada por el Estado Nacional, que a través de la declaración de la Emergencia en Seguridad y la promulgación de un Protocolo para reprimir la protesta social.